Anatomía del marketing de contenidos visuales (Infografía)

Los contenidos visuales son imprescindibles para captar la atención y hacer llegar tu mensaje en la era de la infoxicación

 

Estamos en la era de la información. Nunca como ahora nuestro cerebro ha estado sometido a una avalancha de información tan grande como la que sufrimos hoy en día.

Según el Dr. Martin Hilbert de la University of Southern California “hace tan sólo 100 años, la gente leía de promedio a lo largo de su vida el equivalente a 50 libros, como mucho”. En un siglo, estas cifras han aumentado exponencialmente. Si utilizamos como unidad de medida un periódico (unas 85 páginas), este profesor descubrió que en 1986 recibíamos diariamente una cantidad de información igual a 40 periódicos. Sí, ¡diariamente! Y esta cifra se había disparado hasta los 174 periódicos en 2007. ¡Espectacular!

capsulasEs lo que se ha dado en llamar “Infoxicación”, término de nuevo cuño de significado evidente: el cerebro humano está sometido a una auténtica intoxicación por exceso de información. Esto tiene muchas consecuencias, lógicamente. Una de ellas, por ejemplo, es que nuestra capacidad de atención se ha reducido en 4 segundos desde el año 2000 y ahora es de tan sólo 8’25 segundos. ¡Inferior a la de un pez! Y otra consecuencia, fácil de adivinar: cualquiera que pretenda comunicar un mensaje en estas condiciones tendrá que encontrar la forma de no pasar desapercibido. Es ahí donde entran en juego los contenidos visuales.

El ser humano es una especie eminentemente visual

A veces se nos olvida que el ser humano está preparado para procesar las señales visuales mucho mejor que las que están basadas en texto. En una entrevista de Nieman Reports con Marcel Just, director del Center for Cognitive Brain Imaging de la Carnegie Mellon Unviersity, éste explica: “El cerebro humano no fue diseñado para procesar texto impreso. La palabra impresa es un artilugio hecho por el hombre. Es cómoda y práctica, y ha funcionado muy bien durante muchos años, pero es un invento artificial. Por el contrario, la Madre Naturaleza ha creado en nuestro cerebro la habilidad de ver el mundo visual e interpretarlo. Incluso el lenguaje hablado es mucho más natural que la lectura del lenguaje escrito”.

Esto es así, y se hace evidente con una comparación como la que te planteamos en esta imagen:

señal

Una comparación elocuente, ¿no? A nuestro cerebro le lleva sólo 150 milisegundos procesar una imagen. Mientras que un texto… Y es que casi la mitad del cerebro está involucrada en el procesado visual. Si a eso le sumas que las personas por lo general recuerdan sólo un 10% de lo que oyen y un 20% de lo que leen, pero hasta un 80% de lo que ven y hacen, es evidente que los contenidos visuales están destinados a triunfar en la era de la “Infoxicación”. Tienen todas las de ganar. Consiguen atraer y mantener la atención. Son fáciles de digerir y asimilar, y son interesantes de compartir en redes sociales.

Vídeos explicativos e infografías, los dos principales tipos de contenidos visuales

La era de la “Infoxicación” ha traido consigo el boom de los contenidos visuales, principalmente vídeos e infografías. Algunos datos son abrumadores:

– Se suben a YouTube 300 horas de vídeo por minuto.

– YouTube cuenta con más de mil millones de usuarios.

– Las compañías que incluyen un vídeo explicativo en sus emails aumentan entre un 200% y un 300% el número de clicks.

– Los usuarios de internet se pasan un 88% más de tiempo en una web con vídeos que en una que no contiene vídeos.

Y de entre los vídeos, los vídeos explicativos se están imponiendo como una versión especialmente útil e interesante.

En 2007, la compañía de Seattle Common Craft creó un vídeo explicativo llamado Twitter in Plain English para hacer fácilmente comprensible qué era y para qué servía Twitter. Está considerado el inicio de la era de los vídeos explicativos. Pero ¿qué son los vídeos explicativos? Se trata de vídeos que utilizan con maestría el poder didáctico de las imágenes, y combinan un discurso más o menos complejo con ilustraciones animadas que ayudan a entenderlo y asimilarlo de forma más sencilla y memorable. Aquí tienes un ejemplo:

Las infografías son atractivas, didácticas y fácilmente viralizables

Al igual que los vídeos explicativos, las infografías son una gran herramienta del marketing de contenidos, porque permiten presentar una información compleja de forma clara y rápida mediante la visualización de datos. Y una buena prueba de su popularidad es este gráfico en el que se ve la evolución de las búsquedas del término “infographics” (en inglés) en Google Trends en los últimos 5 años:

Infographics as seen in Google Trends

Y ¿qué mejor forma de acabar este post que recogiendo todo su contenido (con algunos datos más de interés) precisamente en una infografía?

infografia visual speech

Categorías: Infografía

Comments 1

  • David 29 marzo, 2017 | Responder

    M'encanta la infografia. Molt ben treballada i dissenyada. Felicitats!

Leave a Reply:

Pin It on Pinterest

Share This